headerphoto

De GATITO a GATO

Tu gatito crecerá más rápido de lo que piensas. A continuación, te explicamos lo que se encontrará en su camino desde el nacimiento hasta la madurez.

Las gatas pueden parir durante todo el año, aunque la mayoría lo hacen en primavera o verano.  

Cuando la madre siente que se acerca el momento del parto, normalmente tras 65 días de gestación, buscará un sitio tranquilo y apartado para parir en torno a cuatro gatitos, aunque este número puede variar considerablemente.


Ciego, sordo y con sólo 70 o 100 gramos de peso, un gatito recién nacido está verdaderamente indefenso.   La madre tiene que lamerlo en cuanto nace para que empiece a respirar.   Sin embargo, posee unos sentidos del olfato y del tacto extraordinarios, que le servirán para encontrar las tetas de su madre.

En cuanto empiece a mamar, comenzará a presionar rítmicamente las mamas con sus patas delanteras para estimular la secreción de leche. Los gatos adultos presentan a veces el mismo comportamiento de mullir con las patas cuando están en tu regazo: un signo de auténtico afecto. La madre del gatito no sólo lo alimenta; también le proporciona un calor vital.

El gatito no puede regular su propia temperatura corporal y, si su madre lo deja solo por un momento, se arrebuja junto a sus hermanos buscando calor.  
En esta fase, un gatito puede hacer poco más que dormir y comer, pero progresa rápidamente y gana unos 15 gramos de peso al día.

Entre los ocho y los doce días, abre los ojos, de color azul como los de todos los gatitos a esa edad, aunque aún no podrá ver hasta dentro de otros diez días.   Su oído se desarrolla también en esta etapa y los dientes le empiezan a salir a las dos semanas. A los dos meses, se habrán desarrollado totalmente sus 26 dientes de leche, que serán reemplazados por 30 dientes definitivos en torno a los seis meses.  


A cuatro patas
A mitad de la tercera semana, el gatito comienza a explorar precavidamente su entorno, y aprende observando a su madre cuando trepa, abre puertas o usa la bandeja de arena.   A partir de la cuarta semana, su madre le deja hacer más cosas solo.
A medida que crece, empieza a jugar con sus hermanos y aprende a atacar y defenderse, a perseguir y escapar, a reconocer las llamadas y avisos de peligro, así como a acariciar a los demás para conseguir lo que desea.   A las cinco semanas, sus sentidos estarán totalmente desarrollados y a las seis semanas, se limpiará él solo.
Sus necesidades de energía han aumentado tanto que la leche de su madre ya no es suficiente.   Es el momento de que empiece a comer alimentos sólidos además de leche.   Sentirá curiosidad por probar todo tipo de cosas nuevas, pero debe tomar una dieta específica y equilibrada que satisfaga sus necesidades.  

Buen gatito
Aunque los gatitos son traviesos, no creas lo que dicen algunos: en realidad, es posible enseñar a tu gatito desde pequeño para que sea un gato bien educado. Como ocurre con cualquier aprendizaje, debe hacerse con cariño y basarse en el refuerzo positivo, recompensando lo bueno e ignorando los comportamientos indeseados.

Pedí tu Whiskas Pouch, pagá 3 unidades x $10,00 en JARDINES AL SUR

JARDINES AL SUR - El césped de Santa Fe
Av. Aristóbilo del Valle 4987 - (3000 Santa Fe - Tel: 0342-455-8440

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
Búsqueda personalizada