headerphoto

ARBOLES EN GALA DE OTOÑO - LIQUIDAMBAR

Junto a los robles y los acer que siempre conmueven el alma por sus colores en ésta época, hay otras especies que nos maravillan también.
Hablamos de los Liquidambar,  cuyo nombre científico o latino es Liquidambar styraciflua L. Comunmente se los llama también por: Liquidambar, Árbol del ámbar, Estoraque, Ocozol, Arbol del estoraque.
Pertenece a la familia de las Hamamelidaceae, originarias del sur de EE.UU., México y Guatemala.
Su nombre significa "ámbar líquido", debido a la resina aromática que se obtiene de su corteza. Styraciflua significa "rico en sustancias gomosas".
Tiene características muy peculiares a saber:
  • Uno de los árboles más decorativos.
  • Hermoso árbol caducifolio con hojas en forma de arce que ofrecen una de las más vistosas tonalidades otoñales de color.
  • Altura: 10-40 m. Diámetro 10 m. De hoja caduca.
  • Porte: piramidal o cónico. De forma estrecha y cónica en los primeros años, se ensancha cuando envejece.
  • Su tronco es muy característico, por las profundas hendiduras corchosas de la corteza.
  • Sus hojas adquieren en otoño los colores amarillo, rojo y burdeo, siempre que reciban abundante sol, siendo más dramáticos los colores cuando los otoños son luminosos y fríos y sin lluvias tempranas que boten las hojas.
  • Para que el liquidámbar despliegue su colorido otoñal, es preciso que también baje la temperatura diurna y suelos preferentemente no calizos.
  • Floración: primavera. Discreta, sin importancia ornamental.
  • Inflorescencias masculinas reunidas en racimos terminales.
  • Inlorescencias femeninas gobosas largamente pedunculadas. Flores femeninas o hermafroditas, perianto simple, gineceo bicarperlar semiínfero, estilos alargados.
  • Frutos capsulares que se abren por 2 valvas y reunidos en grupos globosos. Semillas numerosas, comprimidas, con ala membranosa en un extremo.
  • Frutos de 4 centímetros de diámetro, esferas espinosas marrones del tamaño de la pelota de golf que culegan después de la caída de las hojas.
  • Lento en su crecimiento en los comienzos, bastante rápido a partir del tercer o cuarto año de instalado. Luego se estanca en cuanto alcanza la madurez.
  • Podemos encontrar en los viveros además de la especie comentada, el Liquidambar formosana, de porte similar a L. Styraciflua, pero sus ramas no poseen corteza suberificada (con corcho). Sus brotes jóvenes pubescentes con hojas color rojizo al madurar pasan a un color verde oscuro, en otoño toman una coloración castaño rojizo antes de caer.
  • La madera de este imponente árbol se usa para hacer revestimientos, muebles, molduras, y a partir de su pulpa se elabora papel fino.
  • También presentan las hojas un aroma balsámico. De su corteza se obtiene el "estoraque", especie de resina utilizada en medicina y en industrias.
  • Es buen árbol para plantar dentro de las áreas de césped y también sirve como árbol de calle cuando no es necesario hacer podas para paso de cables que impliquen dañar su arquitectura.
  • Cuidado con no pincharse en los frutos espinosos cuando se caen.
  • Es un buen ejemplar para alineaciones de calle y adorna con frecuencia muchos parques. Es una buena elección para cualquier jardín de dimensiones medias o grandes.
  • Su rápido crecimiento y su gran tolerancia lo convierten en un árbol idóneo para proporcionar sombra y frenar la acción del viento.
  • Tiene las raices delicadas y no conviene plantarlo hasta que éstas estén bien desarrolladas.
  • Por lo general no tolera bien la sequedad del clima y del suelo, así como los suelos poco profundos y espacios limitados. Por ello no es especie buena para calles, donde los sistemas radiculares suelen poseer poco espacio para desarrollarse, ni pequeños jardines.
  • Es resistente a los fuertes fríos.
  • Necesita de humedad en el suelo, prosperando muy bien en lugares donde el agua se encuentra a poca profundidad.
  • Prefiere los terrenos ácidos a los calcáreos, en los que dará mejores coloraciones otoñales.
  • Es muy exigente en materia orgánica y humedad. Precisa riegos frecuentes.
  • En suelos con pH alto (alcalinos), suelen presentarse problemas de clorosis férrica.
  • Lo mejor son sitios húmedos, bien drenados aunque tolera bien suelos más secos.
  • No necesita poda regular. Si se poda puede perder su hermosa forma piramidal con ramas creciendo desde la base del tronco.
  • La madera muerta se puede retirar a principios de otoño y el resto durante la temporada de reposo vegetativo. En zonas frías no conviene aplicar podas severas.
  • Enfermedades: no suele tener parásitos o enfermedad algunas salvo los chupadores de la savia detectables por las línea que deja en el tronco.
  • Puede sufrir ataques de arañitas, las que causan quemaduras en la punta de las hojas.
  • Para transplantarlo es mejor la época de reposo vegetativo.
  • Multiplicación: Mediante la siembra de semillas en otoño, por esquejes en el verano o por acodo en primavera.
  • Se multiplica por semillas, las cuáles deben recogerse en cuanto maduran los frutos, ya que son dehiscentes y abren enseguida. La semilla tiene letargo interno, por lo que es conveniente someterla a algún tratamiento antes de la siembra.
  • La propagación se hace generalmente por semillas que se recolectan en el otoño en cuanto maduran los frutos, ya que son dehiscentes y abren enseguida. Para superar el letargo interno se recomienda de 1 a 3 meses de estratificación a temperatura alrededor a 4ºC.
  • Clones selectos se injertan sobre plantas de Liquidambar styraciflua obtenidas de semillas.
  • En primavera se pueden acodar las ramas y luego de dos años se separan los acodos de la planta madre.
Sin dudas el Liquidambar es una especie a considerar a la hora de plantarlo en nuestro jardín, por belleza y sencillez en su manejo.

JARDINES AL SUR - El césped de Santa Fe
Av. Aristóbulo del Valle 4987 - (3000) Santa Fe - Tel: 0342-455-8440

4 comentarios :

Anónimo dijo...

La foto no es de un liquidambar es de un brachychiton acerifolius

Jardines al Sur dijo...

Te gusta ahora ;)

viviana barrios dijo...

a cuantos metros se refieren con jardines medianos? tengo una distancia de plantado de 10mts de la casa, sus raices podrian causar daño a los pisos o las cañerias?

Jardines al Sur dijo...

Estimada Viviana: Un jardín mediano tiene una superficie aproximada a los 400/600 m2. A 10 metros de la casa es una buena distancia de plantado. No obstante esto, puedes hacer podas de formación en la parte baja de la copa. Gracias por leernos y apreciar nuestro contenido.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
Búsqueda personalizada